Pinturas y sellados

Para tener una piscina de calidad y poder disfrutar de ella durante el verano sin preocuparse por los defectos en la pinturas ni las fugas resulta esencial contar con la pintura y el sellador adecuados. Por ello, vamos a ahondar en la pintura para piscinas que proporciona los resultados óptimos que pretendemos en nuestra piscina.

Cómo elegir la pintura para tu piscina

La pintura de clorocaucho o a base de agua es la más apropiada para piscinas, ya que protege sus paredes del contacto continuo con el agua, el cloro y los productos químicos. Además, ofrece protección contra el moho y otros agentes externos. También se deben tener en cuenta las propiedades antideslizantes de la pintura. Sin embargo, estas dos pinturas son incompatibles entre sí.

El tipo de pintura a escoger también depende de si es la primera vez que la pintamos o si se trata de repintarla. A su vez, debemos considerar si la pintamos en un día soleado con clima seco o con un clima frío y húmedo, ya que condicionará el tiempo de secado.

En caso de desconocer la pintura anterior de la piscina recomendamos utilizar pintura al agua, puesto que es compatible con todos los disolventes. Hay que respetar las instrucciones de la etiqueta para su utilización, que puede variar según el fabricante.

Si se trata de una piscina nueva

Hay que llenarla durante dos meses para eliminar el salitre, después vaciarla y lavarla con una solución de tres partes de agua y una de salfumán. Acto seguido deberemos enjuagarla con abundante agua y esperar, al menos, 48 horas antes de pintarla, para que esté totalmente seca.

Si se trata de repintar una piscina

Primero habrá que extraer toda la pintura anterior con cepillo de acero y el posible moho con agua y lejía. Si la superficie tiene desperfectos hay que arreglarlos antes de pintar. Después, se limpia la superficie con una solución de ácido clorhídrico para suprimir restos de pintura, cal, sales, etc.

Pintura de clorocaucho

Se aconseja aplicarla a temperaturas inferiores a 28 grados, porque el rápido secado afecta a la pintura. Se aplica en el muro y en los pavimentos de piscina que tienen impermeabilización exterior. Como todas las pinturas, se mezcla previamente con un 10 % de disolvente y se combina el uso del rodillo y la brocha. Hay que tener en cuenta el rápido secado de esta pintura, de unas tres horas. Una vez pintada, es necesario esperar como mínimo dos semanas (según el clima) para llenar la piscina.

Encontramos pinturas de clorocaucho de distintos colores en la marca Rugoplast. La marca Bricofan también está indicada para la pintura a mano y ofrece una gran calidad.

Pintura al agua

La pintura al agua es permeable al agua e impermeable al vapor y está recomendada para piscinas sin impermeabilizantes. No debe aplicarse a menos de 5 grados de temperatura. Resulta ideal para prevenir algas, hongos y bacterias.

No necesita que se añada disolvente, por lo que es una pintura más ecológica y con un olor menos penetrante. La primera mano se aplica diluida con un 10-15 % en agua y la segunda normalmente pura, según indique la etiqueta del producto.

Una vez pintada, hay que esperar al menos dos semanas para llenar la piscina.

Entre ellas, encontramos la pintura especial antialgas de Tepiscel. La línea deportiva de Titán también es resistente a las algas, de secado rápido y fácil aplicación, recomendada si no tienes mucha experiencia pintando piscinas. Y de nuevo la marca Rugoplast es la más recomendada por los usuarios de Amazon, especialmente la de color blanco.

Selladores para piscinas

En este caso, no existen diferencias entre selladores para poder aplicarlos con distintas temperaturas ni distintos tiempos de secado. Solo existen algunas diferencias según modalidad y fabricante.

Son sencillos de aplicar siguiendo las instrucciones del fabricante y, por lo general, se han de esperar varios días para llenar la piscina. Algunos de los más destacables en el mercado son:

– Sellador de fugas Aqua Stop. Se utiliza tanto para tapar los poros como pequeñas fisuras de la piscina, ya sean en los tubos como en las paredes.

– Sella-fisuras Leak-Sealer. Tiene la particularidad de verterse en el agua, ya que cuando entra en contacto con el oxígeno se solidifica llenando las fisuras. Sirve también tanto para las paredes de la piscina como para las tuberías. Solo ha de tenerse en cuenta que no debe hacerse pasar el agua con este sella-fisuras por el filtro, siguiendo las instrucciones que encontramos en el envase y en su página web.

– Silkasil Pool. Se trata de un rellenador de silicona, muy popular entre usuarios profesionales y no profesionales de piscinas, debido a la sencillez de su uso y universalidad. Se puede utilizar para juntas en piscinas, duchas u otras áreas en contacto permanente con el agua, azulejos, hormigón, vidrio, metales, etc. No necesita disolverse y el envase viene con una cómoda pistola.

Hemos proporcionado varias referencias de marcas, pero el mercado de los selladores para piscinas pinturas para piscinas está en constante evolución.